El Poema de la semana

220px-dietrich_fischer-dieskau1

 

Der Doppelgänger, Heinrich Heine (1797-1856)

En calma está la noche, en las calles no hay sonidos,
En aquella casa vivió mi tesoro.
Hace mucho que Ella abandonó el pueblo,
Pero la casa, sin embargo, no se ha movido.

Allí también hay un hombre mirando fijo hacia arriba,
Retorciendo sus manos presa del dolor.
Me horrorizo al contemplar su rostro:
-La luna me muestra el mío-.

¡Tú, mi Doble! ¡Tú, pálido compañero!
¿Por qué imitas mi querida aflicción,
Aquella que me atormenta en este lugar
Desde hace tantas, tantas noches atrás?

 

El doble, Heinrich Heine (1797-1856)

Still ist die Nacht, es ruhen die Gassen,
In diesem Hause wohnte mein Schatz;
Sie hat schon längst die Stadt verlassen,
Doch steht noch das Haus auf dem selben Platz.

Da steht auch ein Mensch und starrt in die Höhe,
Und ringt die Hände, vor Schmerzensgewalt;
Mir graust es, wenn ich sein Antlitz sehe –
Der Mond zeigt mir meine eigne Gestalt.

Du Doppelgänger! du bleicher Geselle!
Was äffst du nach mein Liebesleid,
Das mich gequält auf dieser Stelle,
So manche Nacht, in alter Zeit?

 

Heine, sobran las palabras, los dejamos con esta adaptación que ensombrece -es un decir- los corazones. La música es de Franz Schubert, y está incluída en su ciclo de Lieder o canciones «Schwanengesang» (Canto del Cisne). Quien canta es el barítono Dietrich Fischer-Dieskau (en la foto).

Un comentario sobre “El Poema de la semana

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s