Lo que se decía sobre los alemanes

La Argentina del siglo XIX era un país en construcción, despoblado y con graves conflictos internos surgidos luego de su independencia que retrasaron su unidad y organización. Cuando la atención de los políticos y gobernantes estuvo al fin puesta en el país en un marco de paz, otras preocupaciones surgieron, entre ellas la de atraer inmigrantes para contribuir al desarrollo nacional trabajando en sus tierras o en otros ámbitos. La frase de Juan Bautista Alberdi ‘gobernar es poblar’, fue aplicada y en pocas décadas el país cambió radicalmente de aspecto.

¿Qué se decía en aquellos primeros años de inmigración sobre los alemanes? Para muchos, la población del norte de Europa era la más deseada por varios motivos, entre los que se encuentran factores socio culturales y también otros ligados a los prejuicios de la clase gobernante. En palabras de Domingo Faustino Sarmiento: ‘Los inmigrantes alemanes son muy particularmente deseados por los nacionales, por su honradez proverbial, sus costumbres laboriosas y su carácter pacífico y tranquilo’ (1847).

Sarmiento

Sarmiento expresó siempre su afinidad y admiración por Europa, a la que tomaba como modelo de civilización.

Aquí transcribo una serie de frases y relatos diversos, recopilados entre aquellos que hablan de las colonias alemanas y ruso alemanas (alemanes del Volga), principalmente en Entre Ríos, sobre su desarrollo y las costumbres de aquella gente:

Un modesto testigo criollo de la época de la inmigración masiva a la provincia de Entre Ríos, vio de esta manera a los alemanes recién llegados: ‘Vimos llegar la cantidad de inmigrantes como quien ve llegar la langosta, le via (sic) ser franco; parecía una invasión. Pero se nos dijo que el gobierno les había entregado la tierra. Ultimamente no perdimos nada porque la tierra era de los estancieros y habrán tenido sus arreglos (…). Había que dejar la tierra a los nuevos dueños. (Pero) mienten si dicen que los peliamos (sic). (…) Los colonos son gente buena y tengo muchos amigos entre ellos, pero pa’ comprenderlos con la jerigonza que hablaban (…); bueno, le hablo de los viejos y no pa’ ofenderlos”.

Uno de los testimonios más precisos y válidos para el estudio del rápido proceso de inmigración y colonización de la Argentina en la segunda mitad del siglo XIX, es el informe presentado a la Comisión Nacional de Inmigración por el Inspector de colonias Guillermo Wilcken, luego de concretar en 1872 un fatigoso viaje por las creadas hasta entonces en las pampas. En ese trabajo titulado “Las Colonias”, expresa que la inmigración alemana estaba en ellas “escasamente representada”, a su criterio porque, “lo mismo que al suizo, al colono alemán le cuesta acostumbrarse al país; inconveniente al que contribuye la dificultad que experimenta para aprender el idioma nacional”. Sin embargo, agrega que “una vez vencida aquella dificultad y familiarizado con las costumbres, no hay mejor colono ni agricultor más inteligente.”

Los ruso-alemanes no colonizan como los demás inmigrantes; no se desparraman en toda la estención (sic) del territorio subdividido; cada familia en el centro de su chacra, de su dominio, forma una agrupación, o mejor dicho varias agrupaciones, aldeas, centros de familias, al estilo de las aldeas europeas, dejando indiviso el terreno cultivable, viviendo amontonados en un reducido espacio y conviviendo en estos son sus gansos, sus gallinas, sus cerdos y sus animales vacunos y yeguarizos”.

Map_Volga_German_Settlements_Argentina

Mapa donde pueden apreciarse los emplazamientos de las colonias de alemanes del Volga o ruso alemanes en distintas partes de la Argentina

Los ruso-alemanes practican el método cooperativo…aran y siembran en común…..Este espíritu de disciplina y asociación da a los ruso-alemanes una fuerza de producción extraordinaria”. Peyret, Alejo: «Una visita a las colonias de la República Argentina», Buenos Aires, 1889.

Una ilustre dama entrerriana, Encarnación Fernández de Celis, nos habla de los tiempos inmediatamente posteriores a la llegada de los colonos: “Los colonos llegados de Rusia tuvieron que pasar mucha privación; carecían de lo más necesario para el trabajo como también de géneros para vestir; eran más de mil personas y el comercio de la zona no podía abastecerlos […] Cuando terminaron las revueltas de López Jordán no se veía en Entre Ríos más que miseria y pobreza […] pero la llegada de los colonos rusos alemanes trajo una gran animación a toda la Provincia y con ellos se reavivó el comercio”.

Benito Pérez, nacido en Paraná el 4 de abril de 1859 da testimonio en el Anuario de 1940 de la “Unión Germánica Argentina” describe a los colonos: “los colonos son gente buena y tengo muchos amigos entre ellos, pero con la jeringonza que hablan, como pa comprenderlos… ¡Que cosechas grandes producían estas nuevas colonias que nacían por todas partes! ¡Que pan sabían hacer las mujeres! ¡Y la forma de cambia las cosas en poco años! Se daban maña de todo, trajeron género y Ud. Podía vestirse sin caminar leguas hasta encontrar un trapo; fíjese, hasta amansaron el caballo pal arado y los carros… los caminos que trazaron como pa perderse uno en ese tramallo; pero es pa bien. Mire los pueblos lindos que hay por todo, telégrafo…”.

[…] el resultado ha sido tal, su trabajo tan productivo que, al cabo de dos años, sus tierras están en producto, sus casas edificadas y, alrededor de los pueblos que habían construido, sorpréndese el viajero al encontrar en los caminos sus carros de la forma de los del Jura, con soberbios tiros perfectamente cuidados que desfilan al trote largo. Daireaux, Emilio, «Vida y costumbres en el Plata», Buenos Aires, 1888.

«La voz del Pueblo» publicó el 9/XI/1877 una opinión sobre esta colonia: “Los colonos ruso-alemanes son los niños mimados de la República. Es honroso para nosotros el interés que mostramos por atraer a nuestro país un pueblo entero de colonos.”

Fuente consultada

8 comentarios sobre “Lo que se decía sobre los alemanes

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s